Seleccionar página

La creciente venta de vehículos eléctricos e híbridos a nivel mundial ha generado una nueva preocupación a los servicios de bomberos de todo el mundo, con muchas dudas por resolver:

  • ¿Cómo se apaga un coche eléctrico incendiado?
  • ¿Por qué explotan las baterías eléctricas?
  • ¿Cómo tratar las baterías de un vehículo eléctrico en combustión?
  • ¿Y si se incendia un coche eléctrico en un aparcamiento subterráneo o en un túnel?

Para responder estas preguntas, lo primero es conocer qué es lo que hay que extinguir:

BATERIA DE IONES DE LITIO

Una batería de iones de litio se compone de dos electrodos de metal o de material compuesto, uno siendo cátodo y el otro ánodo, inmersos en un líquido conductor llamado electrolito. El conjunto de electrodos y electrolito se llama celda. Y la combinación de varias celdas es lo que forma la batería. La batería emplea como electrolito una sal de litio que consigue los iones necesarios para la reacción química reversible que tiene lugar entre el cátodo y el ánodo.

Cuando la batería está cargada y se pone el vehículo en marcha, el circuito eléctrico del conjunto se cierra. Esto activa una reacción química que provoca la circulación de partículas ionizadas de un electrodo a otro, arrastrando la producción de electrones a los bornes de la batería, liberando la energía acumulada. Y si luego se conecta un cargador a los bornes de la batería, se produce el proceso químico inverso: las partículas circulan en sentido contrario y la batería se recarga.

¿POR QUE ARDE UNA BATERIA?

Ya sea debido a un sobrecalentamiento o una perforación, los separadores entre ánodo y cátodo se rompen o derriten y empieza una reacción química en el litio que libera oxígeno, dióxido de carbono y otros gases nocivos y una gran cantidad de calor. Con esta reacción química la batería se calienta en un proceso llamado «ACELERACIÓN TÉRMICA», una reacción química que genera calor se ve acelerada por la propia temperatura que genera, lo que hace que entre en un bucle que suele acabar en incendio y explosiones.

El litio en descomposición no es amigo del agua, ya que se favorece una combustión más violenta debido a la oxidación. A esto se añade el uso de materiales en la fabricación de los vehículos como el fósforo y el aluminio que en contacto con el fuego pueden descomponerse en hidrógeno y producir explosiones y fuertes llamaradas.

El fuego de una batería de iones de litio produce temperaturas muy superiores a la de la gasolina o el diésel en ignición y esto obliga a combatir estos fuegos de manera diferente a las convencionales ya que las altas temperaturas se prolongan durante mucho más tiempo.

¿CÓMO APAGAR UN INCENDIO DE VEHICULO ELECTRICO?

Este es el gran problema actual, ya que las técnicas tradicionales para extinción de un fuego de vehículo no sirven en baterías eléctricas por los problemas que hemos visto anteriormente.

Las técnicas y recomendaciones varían, siendo un campo de investigación incipiente y muy interesante.

1.- Tesla recomienda usar enormes cantidades de agua. BMW explica en sus manuales de intervención que “la extinción del fuego no requiere más agua que un coche convencional” y que “también está indicado cualquier extintor homologado, siempre que se cumplan las instrucciones de uso y se respeten las distancias de seguridad”. En resumen, los fabricantes recomiendan refrigerar, reducir la temperatura de las celdas de la batería.

 Aquí se puede ver a bomberos de Austria que para extinguir el incendio de un Tesla Modelo S, emplearon 5 autobombas y  35 bomberos

2.- Otra de las soluciones que se contemplan es inyectar agua en el interior, pero dependiendo del tipo de batería, cada celda puede incendiarse independientemente del resto y es complicado inyectar agua en el interior de cada una de los cientos de celdas de una baterías.

3.- En Alemania, los bomberos están estandarizando sumergir los coches eléctricos para apagar los incendios. Los bomberos de Frankfurt por ejemplo sumergen el vehículo en un tanque con agua, permaneciendo sumergido durante 48 horas para asegurarse que queda extinguido.

El agua apaga el fuego exterior, al msmo tiempo que también refrigera la batería. El objetivo es que la batería arda de forma controlada durante el tiempo necesario para su extinción completa.

Hispamast fabrica contenedores especiales para este propósito y poder sumergir el vehículo completo o sólo las baterías durante 48 horas y posteriormente poder tratar el agua contaminada. Como ejemplo, aquí podéis ver un vídeo del último curso impartido..

 

4.- Los bomberos de Zaragoza están realizando pruebas sobre extinción de incendios en vehículos eléctricos e híbridos, en las que utilizan un innovador sistema de extinción consistente en una gran manta ignífuga con la que se cubre todo el coche.

El sistema, traído a España por el Instituto de Investigación sobre Vehículos que pertenece al sector asegurador, Centro Zaragoza, ha demostrado una «enorme capacidad» para contener el fuego, evitando su propagación al entorno y reduciendo la temperatura en las proximidades del vehículo incendiado, de forma muy rápida y casi sin necesidad de agua ni de consumir ningún otro producto contaminante.

Hispamast también comercializa este tipo de mantas ignífugas para extinción de vehículos eléctricos.

5.- Otros servicios de bomberos están experimentando con distintos retardantes (usados en incendios forestales) o sistemas de espuma con aire comprimido (CAFS)

En resumen, la necesidad de extinción de coches eléctricos es urgente y en el sector se están llevando a cabo distintos experimentos y pruebas de los que Hispamast es pionero en muchos de estos métodos innovadores.

PROBLEMAS AÑADIDOS A LA EXTINCIÓN DE UN VEHÍCULO ELÉCTRICO

Uno de los mayores obstáculos que se pueden encontrar es la situación del vehículo en un aparcamiento subterráneo o un túnel, donde la maniobrabilidad y operatividad de los servicios de bomberos se ve limitada.

En algunas ciudades ya se está limitando el acceso de vehículos eléctricos a parkings subterráneos.

La problemática de los incendios de vehículos eléctricos en túneles es aún mayor, ya que no se puede prohibir su acceso y los gases tóxicos de la combustión de las baterías inundan todo el espacio rápidamente. Por ello, Hispamast se ha especializado en estas técnicas con cursos específicos

EL PROBLEMA MEDIOAMBIENTAL

El problema medioambiental también es mayor en este tipo de incendios ya que el agua utilizada está contaminada, por lo que los bomberos tienen que contener el vertido y recogerlo para que no contamine las vías fluviales.

SOLUCIONES, MATERIALES Y FORMACIÓN

En Hispamast suministramos materiales, equipamientos y cursos de formación específicos para la extinción de vehículos eléctricos en situaciones especiales.